Coldplay – A Rush of Blood to the Head (2002)

A Rush of Blood to the Head es el segundo álbum de estudio de la banda británica Coldplay. Lanzado el 26 de agosto de 2002 bajo el sello de la discográfica Parlophone, el álbum fue producido por la banda junto a Ken Nelson. El atentado del 11 de septiembre de 2001 influyó en el estado anímico de los miembros de la banda a la hora de componer canciones para el álbum, debido a que se produjo una semana antes de que comenzaran las sesiones de grabación. Las canciones de este álbum presentan un mayor uso del piano que su predecesor, Parachutes. En 2003, fue ubicado en el puesto 473 en la lista de Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos según la revista Rolling Stone. Se estima que vendió más de 13 millones de copias en todo el mundo.

coldplay-a-rush-of-blood-to-the-head

  1. Politik; La mezcla perfecta en el piano. El álbum comienza con un potente piano y una canción que cuenta con una colaboración especial. Y es que Politik está compuesta a medias entre Chris Martins y… Matt Bellamy (Muse). ¿Que podía salir mal de aquello? Una de mis canciones favoritas de la banda en general. De esas que se echa de menos ver más a menudo en los conciertos. 9/10
  2. In My Place; segundo gran éxito. Si tenemos en cuenta que Yellow (Parachutes) fue el primer gran single que sacó la banda, este sería su perfecto sucesor. Un sonido muy característico de Coldplay que se mantiene en canciones como esta. Un gran tema, que a mi gusto, no está a la altura de otras, pero ha envejecido mejor. 7/10
  3. God Put a Smile Upon Your Face; algo diferente. Si hay una canción que tiene un sonido peculiar en el disco, sin duda es esta. Sencillo, pero muy bueno. Con un estribillo pegadizo, al igual que The Scientist, también fue de mis favoritas en su momento 8/10
  4. The Scientist; un clásico. Otro de los temas que ha envejecido excelentemente. Siendo un clásico de la banda, y una de esas canciones que siguen siendo de las más representativas. Hace tiempo era de mis favoritas, y sigue siendo una gran canción para mi, pero difícil de puntuar. Pero ya sabéis, nadie dijo que fuera fácil. 8/10
  5. Clocks; inmortal. ¿Sabéis esas canciones que pensáis que por mucho tiempo que pase, jamás te cansarás de escuchar ni pasarán de moda? Clocks es una de ellas. Una de mis canciones favoritas de siempre, y mi canción favorita de la banda. También fue por la que los conocí hace ya bastantes años, sin saber que era una canción suya, junto a Viva la Vida. Es uno de los mejores ejemplos que recomendaría escuchar a todo el mundo, aunque no les guste Coldplay, esta marcará la excepción. 10/10
  6. Daylight; Buen amanecer. Con una intro y una parte orquestral que me encanta y un tono oscuro en lo vocal, salvo por el estribillo es una canción que me gusta bastante, pero sigue dentro de la norma, y sigue predominando el piano. 7/10
  7. Green Eyes; Gran balada. Hasta ahora (salvo en GPASUYF) ha predominado el piano, pero aquí está la primera balada a guitarra acústica del disco, con un sonido que recuerda mucho al Coldplay de Parachutes. Para mi no es nada excepcional, pero lo preciosa que es no se lo quita nadie. 7/10
  8. Warning Sign; lo bueno se repite. Al igual que In My Place o The Scientist, esta canción también tiene ese toque que te hace reconocer que es Coldplay antes de que empiece a cantar Chris. También sigue con ese sonido peculiar del álbum, pero si algo funciona ¿para que cambiarlo? es parte de la esencia del grupo en aquella época. 7/10
  9. A Whisper; la otra diferente. Así como GPASUYF tiene su propio sonido, A Whisper también lo tiene, pero no de la misma forma. Tanto la banda como la mayoría de fans están de acuerdo con que esta es la peor canción del álbum, y es que habían experemintado (cosa que yo no critico) sino que el resultado tal vez no fue el deseado. Demasiado repetitiva, vacía y simple. 5/10
  10. A Rush of Blood to the Head; Perfecta sucesión. Al igual que Green Eyes, este tema recuerda al álbum debut Parachutes, pero mezclado con lo que ha sido este álbum de mismo nombre que la canción. Una balada (no tan acústica como Green Eyes), que luego se vuelve en algo que encaja perfectamente con el sonido general del álbum. Podría ser un perfecto resumen del Coldplay de 2002. 7/10
  11. Amsterdam; balada, pero a piano. Tema perfecto para cerrar el álbum, con una progresión similar a la canción anterior, pero que a mi se me hace más emotiva y me llega más. El piano vuelve a ser la clave, con melodias sencillas pero de las que llegan. 8/10

 

El álbum en general es, para mi, lo mejor que ha hecho Coldplay junto a X&Y. Con ese sonido que enamoró a la mayoría de fanáticos de la decada 00-10. Y ese Coldplay que hoy en día muchos echan en falta (yo me incluyo). Con un sonido único, una formula que repitieron y mejoraron en algunos aspectos en X&Y, pero perdiendo también esa esencia. Un álbum que salvo por un pequeño borrón, no tiene canción mala, y es que todo grupo tiene su momento culminante, el de Coldplay fue seguramente este.

-está en la colección-
Nota media; 7’5-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s