Muse – Absolution (2003)

Ya que las reviews de Muse han tenido mucho éxito hasta ahora… ¡a por el tercer álbum! Para mi, y muchos de los fans, el mejor disco junto a Origin of Symmetry, siendo Absolution el más completo y mejor elavorado de todos para mi.

Absolution es el tercer álbum de la banda inglesa Muse. Fue lanzado al mercado el 29 de septiembre de 2003 en el Reino Unido. Fue el primer disco de la banda en editarse en Latinoamérica, bajo el sello discográfico Warner Bros. Una edición especial incluía un DVD de 35 minutos que incluía entrevistas y escenas de la grabación, en las que se puede observar los poco ortodoxos métodos que se usaron para la producción, como cuando el baterista Dominic Howard sumergido en una piscina hasta la cintura mientras golpea dos tambores, o el golpeo de latas contra el suelo para simular una marcha. La edición japonesa incluía una canción adicional al final, titulada “Fury”. Esta canción fue incluida luego para su distribución en el resto del mundo como b-side del single Sing For Absolution. Fueron lanzados como sencillos las canciones “Stockholm Syndrome”, “Time Is Running Out”, “Hysteria”, “Sing For Absolution” y “Butterflies and Hurricanes”.

cover

  1. Intro; pues eso, una intro con tambores y gritos de guerra.
  2. Apocalypse Please; piano apocalíptico. La primera canción que escuché de Muse, sabiendo que eran ellos, y la que ya por 2009 era de mis favoritas. Un potente inicio a piano con esa identidad que le da Muse a sus canciones. Escucharla en vivo el año pasado (BBK Live 2015), fue una recompensa 6 años después de ser de mis favoritas. 9/10
  3. Time is Running Out; la elegida. TiRO es sin duda, de las grandes favoritas de la banda para tocar en directo, siendo la única de Absolution que siguen tocando siempre actualmente. Curiosamente, no conozco tampoco a nadie que no le guste esta canción, y es que es de las míticas que no podrían faltar en la discografía. Para mi ha perdido fuerza de tanto repetirla durante tantos años, pero no quita a que siga siendo un temazo como lo fue en 2003. 8/10
  4. Sing for Absolution; mi primera favorita. Cuando me aficioné al grupo escuchando este gran álbum hará ya más de seis años, mi favorita del disco era Sing for Absolution. Por lo que puedo decir que fue mi primera canción favorita de Muse (hasta que escuché Bliss y Citizen Erased). De las mejores letras de Muse en una canción de amor, una pena que la tengan tan olvidada a la hora de tocarla. 8/10
  5. Stockholm Syndrome; de lo más cañero. Otra de las favoritas de los fans, y posiblemente de las canciones más potentes que tenga Muse. Con un riff de guitarra que catalogan como de los mejores de la década, no es de extrañar que fuera un gran éxito como sencillo. A mi es de las canciones que más me han hecho sacudir la melena, y de las que, por mucho que la haya repetido, no me han cansado. Estando siempre presente en mi top10 de canciones de Muse. 10/10
  6. Falling Away With You; tras la tormenta llega la calma. De las canciones más lentas del álbum, pero que, al igual que Sing for Absolution, con su letra te emociona. Bastante infravalorada, sobretodo por Muse, ya que esta canción posee el triste record de ser la canción (de CD) más antigua de Muse que jamás han tocado en directo. Después de 13 años, sigue sin estrenar. 8/10
  7. Interlude; un perfecto puente entre FAWY e Hysteria.
  8. Hysteria; Chris Wolstenbeast. El más mítico ejemplo de lo buen bajista que es Chris Wolstenholme. Con uno de los mejores riffs de bajo, y un gran solo de guitarra, también un sencillo que su éxito estaba asegurado. Al igual que TiRO, tal vez con el paso de los años haya perdido algo de fuerza. 8/10
  9. Blackout; primer contacto. En esta canción (y en B&H) fueron los primeros contactos de Matt Bellamy con la música sinfónica en sus canciones. Y es que, Blackout fue la primera canción que compuso para una orquesta. Siendo la balada por excelencia del disco, y una de las más aclamadas de todas sus canciones lentas. Pese a eso, también ha perdido bastante en mi en este momento, tal vez en un par de meses me vuelva a contradecir. 7/10
  10. Butterflies & Hurricanes; la mejor. Si, dije que Citizen Erased es mi canción favorita de Muse, pero en ningún momento dije que fuera la mejor. Ese mérito lo tiene esta. Y es que es indescriptible, una obra maestra. Tanto a piano, como orquestal, a guitarra, vocalmente… Lo tiene todo. La favorita de muchos fans, y de mis favoritas también. No tengo más que añadir, así que si no la conoces, ya la estás buscando. 10/10
  11. The Small Print; perfecta sucesión de Stockholm Syndrome. La otra canción cañera y potente del disco, superando a SS. La base de esta canción (junto a Dead Star) sería lo más cercano que Muse ha hecho al metal. Desgraciadamente, es otra de las grandes olvidadas del disco, llevando ausente desde 2005. 9/10
  12. Endlessly; sencilla. Si B&H es la canción más completa del álbum, Endlessly es la más sencilla, pero sin desmerecer tampoco. Otra canción de amor desesperado, perfectamente podría ser la segunda parte de Unintended, pero a piano. 7/10
  13. Thoughts of a Dying Atheist; la menos buena. Tal vez para mi la más floja del álbum, aunque no está nada mal. Simplemente no parece estar a la altura de las demás. Además pasó por la misma mala suerte que The Small Print. Pero los fans que conozco piden que vuelva la otra, no esta. Sinceramente, tampoco me importaría que volviese ToaDA. 6/10
  14. Ruled by Secrecy; final oscuro. Si algo sabe hacer Muse es terminar los discos a lo grande, con canciones que motiven, o todo lo contrario, que te hagan pensar. Esta es probablemente la que más siniestra se te haga del disco, recordándote a aquel Muse de los dos discos anteriores. Y es que, sin ser una canción muy completa, la progresión del piano, y el final hacen que sea una forma perfecta de terminar el disco. 8/10
  15. Fury; la que debería haber entrado. Es gracioso, que tanto los fans como Muse, a la larga, hubieran preferido que entrase Fury en el CD. Y es que, acabó siendo descartada por The Small Print, y solo se quedo como bonus track para Japón. Sin lugar a dudas, uno de los b-sides favoritos del público (y del grupo). También comparto la opinión en este caso (aunque yo lo hubiera sustituido por ToaDA). 9/10

Absolution es en mi caso, el disco que más me cambió la vida, ya que por este disco me empecé a aficionar a Muse, y a partir de entonces, Muse ha sido una gran parte de mi personalidad y vida. También fue el disco con el que Muse llegó a ser lo que es hoy en día, ya que fue el mejor recibido y mejor criticado cuando salió. Sin duda, el mejor momento de su carrera, y su mejor disco.

-está en la colección-

-Nota final; 8’3-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s