Muse ¡EN DIRECTO! Madrid 05/05/2016

Hoy hace una semana hemos vivido uno de esos días que llevábamos casi un año entero esperando. Tras una semana de descanso, y pensándolo en frío, mi opinión sigue siendo que Muse, nos traiga buenos setlist o no, nunca defrauda. Y es que, salvo ese detalle, el concierto ha sido de 10.

MUSE-drones-world-tour

Las puertas abrían a las 19:00, aunque yo recuerdo haber entrado un poco más tarde, poco antes de que empezaran los teloneros De Staat. Un grupo que había escuchado tras saber que iban a tocar antes que Muse, y no me defraudaron, ni en estudio ni en directo. Lo remarcable de esto es que antes del concierto, a las afueras del pabellón, dos colegas y yo nos encontramos al teclista de la banda. Un tipo muy majo (y bastante guapo), y con un par, salió al concierto con una camiseta del Barça ¡en Madrid!

Chuid4VW0AAjtyq.jpg large

Bliss (@robermuser), Paco (@fenoll_paco), el teclista en cuestión, y yo (@HaritzErased)

Tras ese gran aperitivo, nos tocaba esperar. A los que ya hemos visto a Muse en directo, sabemos que la puntualidad no es su fuerte, y es que el concierto no empezaría hasta las 21:30 (cuando estaba programado para la 21:00). Cuando se apagaron las luces y empezó a sonar un extraño ruido, todos supimos que el show estaba por empezar.

Empezaron como una apertura de misa, con la canción Drones, con la letra de la canción en las pantallas y cuatro drones sobrevolando la pista del pabellón. Al terminar salieron por fin los integrantes, haciendo gritar y saltar al público de alegría, para empezar el show con Psycho. Infalible, motivante y perfecta para empezar y hacer saltar a todo el estadio, incluso a la grada (donde estaba yo). Bellamy dijo que tenía una fractura en una pierna, pero no se notó para nada, ya que iba corriendo y saltando de un lado para otro. Después unieron la canción de forma perfecta con Reapers, que fue reconocida solo por el ritmo de la batería. Aquí llega el momento en el que Matt nos demuestra su talento con la guitarra, con esos riffs y solos impresionantes. También impresionante Chris, con un sonido de bajo potente y con sus gritos apoteósicos al final de la canción en ‘Here come the drones!’.

6CYfxXX

Muse con los drones, que apenas funcionaron en el show.

Al acabar la canción no dieron apenas tiempo para respirar, comenzando Plug in Baby, un tema que por muchos años que pasen, la gente seguirá disfrutando en directo. Matt animaba a la gente a gritar al ruido de su guitarra, para empezar con ese inconfundible riff. El momento que culminó fue sin duda cuando dejó cantar un estribillo al público, y este respondió de la mejor manera posible. Tras esto nos dieron un ‘pequeño descanso’, tocando Dead Inside. Donde se podía aprovechar para calmarse, pero no para dejar de sentir, ya que es una canción que en directo llega a transmitir mucho más que en la versión del álbum. Los visuales además daban una atmósfera única a la canción, tanto que me llegué a emocionar.

Tras un momento de incertidumbre empezaron a sonar las notas de piano de Isolated System, con solo Dominic Howard en el escenario, tocando el ritmo en la batería. Después de otros grandes visuales en este respiro, vino lo fuerte, empezó The Handler. Si los visuales de momento ya te iban dejando con la boca abierta, aquí la terminaban de abrir. Indescriptible, más vale una imagen que mil palabras. Además la canción fue tocada perfectamente, pese a que la voz de Matt cada vez esta más cansada, cosa que se hizo notar, pero no por ello quitándole fuerza a la canción. El solo de la canción hizo saltar y motivar al público para el gran final de la misma.

11018_original

The Handler en directo, foto sacada de la web de Muse.

De momento el concierto se había basado casi por completo en el álbum Drones, pero llega el momento para otro gran tema que no caduca, Supermassive Black Hole. Con una introducción a guitarra muy Jimi Hendrix, dando a intuir que canción estaba por caer. Otra gran canción en la que todo el público coreaba el estribillo. Después vino otra vez para dejar respirar a Matt, Prelude. Aquí viene una de las pocas cosas que no me gusta del concierto, que usen la intro de Survival para una canción que no es Survival, ya que Prelude en este caso dio lugar a Starlight, canción que para muchos también es mítica en directo, pero que en mi caso se me empieza a hacer cansina y aburrida. Pero bueno, siempre mola aplaudir al ritmo de la canción al menos.

Después de un silencio incómodo vino la primera sorpresa de la noche, Apocalypse Please. Potente al piano, nunca falla. Muy adecuada para esta gira, y también una rareza que se agradece volver a escuchar, aunque en mi caso ya la había vivido en el BBK 2015. Ya con el intro de batería de Dom, y ver el piano ascender, sabía que canción estaba empezando. Después vino la clara demostración de que Muse no solo es Matt Bellamy. Un jam potente, con mucho ritmo y grandes riff de bajo, llamado por los fans como Munich Jam (ya que fue estrenada en dicha ciudad). Por desgracia, tras esa motivación de bajo y batería vino una de las decepciones de la noche, Madness. Al igual que Starlight, son canciones que aborrezco en directo, pero bueno, son singles exitosos, sencillos y que siempre gustan a mucha gente.

Pero tras la decepción llegó otra gran sorpresa, Map of the Problematique. Como ya dije, otra de mis canciones favoritas y que en directo gana muchísimo. Motivante, pero a la vez que te llega al corazón, volvería a vivirla las veces que hiciera falta. Lo mejor fue también los riffs que siguieron a la canción (Who Knows Who? y Maggie’s Farm de Rage Against the Machine). Después de este subidón tocó otro momento de descanso con [JFK], otro ejemplo de no tocar Defector después de JFK, ya que la que cayó fue Hysteria, precedida antes por su intro, Interlude. Con Hysteria no tengo ningún problema, me gusta como suena en directo, aún más potente que en la versión del álbum, pero que no jueguen así con los sentimientos de los fanáticos. También fue impresionante los riffs que tocaron después, ya que tocaron uno de mis favoritos de Muse (Vuilstamen riff) más Back In Black, de AC/DC.

Después no hubo grandes sorpresas, tocando dos canciones que nunca fallan y que siempre vienen bien escuchar, y más a esas alturas del show. Empezaron tocando unos acordes de House of the Rising Sun para enganchar con la intro de Time is Running Out, otro ejemplo como Plug in Baby en la que los saltos y los gritos del público forman un gran papel. Puede que también se te haga cansina escuchar en directo, pero la motivación que te da, no te la quita nadie, al igual que la que siguió, Uprising. Todo un himno en directo, coreado por los fans. Después de un puñado de canciones en la que nos alejamos de Drones, tocaba volver y de la mejor forma posible. Unos silbidos y una melodia lenta daban inicio a The Globalist, donde se sumó todo lo anteriormente dado en el concierto, gran presentación, gran interpretación y unos visuales indescriptibles. Muse es capaz de hacerte pasar 10 minutos en directo como si fueran menos de 5. Al igual que como empezó el concierto, acabó con el final de la misa, Drones. Esta vez siguiendo los visuales de The Globalist, sin la letra, y creando una sensación ambiental genial.

Mercy.jpg

Confetti durante Mercy

Pero todos sabíamos que ahí no podía acabar el concierto, aún quedaban un par de canciones que no podían faltar. En los bises para mi alegría, Muse nos sorprendió con otra que ya no me esperaba, Take a Bow. Dejándome sin palabras, si en estudio ya me gusta, haberla escuchado en directo se me hace increíble. Creando un ambiente apocalíptico, fuego y más visuales conforme progresaba la canción, uno de los momentos fuertes del concierto. Y eso no paró, ya que poco después de acabar empezaron con Mercy, un temazo del último disco que no podía faltar. Es de esas que en estudio no me terminan de llamar, pero en directo son la hostia. La batería y el bajo sonaban increíbles, y el momento climax de la canción, con los confettis y los cañones de humo fue impresionante. Y así, agotados pero no cansados de lo que había sido el concierto, empezamos a escuchar a Chris tocando su armónica. Todos supimos que canción venía, pero también sabíamos que esa sería la última, Knights of Cydonia. Aunque pasen los años, es la canción perfecta para acabar un concierto, por lo alto, y dando hasta el último aliento en el final, ese solo en el que rompe la canción y todo el público comienza a saltar ¡Incluso se formó algún pogo en la pista!

Setlist final;

  1. Drones (intro)
  2. Psycho
  3. Reapers
  4. Plug in Baby
  5. Dead Inside
  6. Isolated System
  7. The Handler
  8. Supermassive Black Hole
  9. Prelude
  10. Starlight
  11. Apocalypse Please
  12. Munich Jam
  13. Madness
  14. Map of the Problematique
  15. [JFK]
  16. Interlude
  17. Hysteria
  18. Time is Running Out
  19. Uprising
  20. The Globalist
  21. Drones (outro)
  22. Take a Bow
  23. Mercy
  24. Knights of Cydonia

Si queréis escuchar/ver el concierto completo, siempre podéis hacerlo desde aquí (donde también está toda la videografía de los conciertos del grupo). ¡Visita All Muse Lives!

En resumen fue un concierto impresionante, en el que Muse no defraudó para nada. Los únicos ‘peros’ que encontraría fue el mal funcionamiento de los drones (solo funcionaron en Drones y Psycho), y el tiempo perdido en canciones como Isolated System, Prelude, JFK, Drones, etc… Por lo demás, no hay nada que recriminar, y es más, entiendo que quieran meter canciones así entre medio para dar un descanso a los componentes. Sin duda, si tengo la posibilidad de verles en Benicassim este verano, voy de cabeza. Pero eso, en todo caso, ya será otra entrada…

 

Un comentario en “Muse ¡EN DIRECTO! Madrid 05/05/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s