Radiohead – A Moon Shaped Pool (2016)

A Moon Shaped Pool es el noveno álbum de estudio de la banda de rock británica Radiohead. Fue lanzado como descarga digital el 8 de mayo de 2016, y en formato CD y LP el 17 de junio. La edición especial con dos nuevos temas y artwork adicional se podrá adquirir en septiembre. Radiohead trabajó en el álbum de forma intermitente desde el final de la gira en 2012 de su anterior disco, The King of Limbs. Fue grabado en el estudio La Fabrique de Saint-Rémy-de-Provence (sur de Francia) con Nigel Godrich. Incluye algunos temas escritos varios años antes: «True Love Waits» data al menos de 1995, «Burn the Witch» empezó a componerse sobre el 2000, y «Present Tense» es de 2008. En el álbum predominan los arreglos para cuerdas y coro de Jonny Greenwood, interpretados por la London Contemporary Orchestra. A Moon Shaped Pool recibió la aclamación de la crítica y se convirtió en el sexto álbum de Radiohead en ser número 1 en Reino Unido.
a-moon-shaped-pool
  1. Burn the Witch; lo mejor en años. La primera reacción a este tema no pudo ser mejor, un sorpresón de un día para otro ver que Radiohead había sacado tema nuevo, 5 años después (salvando Spectre). En este caso fue amor a primera escucha, y mantengo lo que dije aquella vez ‘lo mejor desde 2007 con In Rainbows’. Casi 10 años después no esperaba gran cosa de Radiohead, pero me sorprendieron de la mejor manera posible. 9/10
  2. Daydreaming; la segunda sorpresa. Al igual que Burn the Witch, este tema salió antes, como adelanto del álbum que estaba al caer. Tal vez la sorpresa no fue la misma, pero también la recibí con los brazos abiertos. Algo más lenta, y más larga que la anterior, más propio del Radiohead que estabamos acostumbrados últimamente, pero a piano. Una gran mezcla de toques de la banda de los últimos discos con los anteriores. 8/10
  3. Decks Darks; gran resurrección. Un tema que solo con el principio de piano sabía que me iba a gustar, aunque después no progresara como me gustaría, me gustó igualmente. Una canción que te recuerda mucho a la era OK Computer – Kid A. Incluso con cierto parecido a Pyramid Song en partes como el estribillo, siendo esta la parte de la canción que más me gusta con diferencia. No la he escuchado demasiado, pero a partir de ahora está claro que lo haré. 8/10
  4. Desert Island Disk; vuelta a lo acústico. Tema que ya nos había adelantado Thom Yorke en algún concierto suyo con la guitarra acústica. Seguramente de las que menos ha cambiado en la versión de álbum, lo que le quita cierto punto de sorpresa. Con esta canción me pasa algo único, y es que me recuerda ligeramente a Coldplay, y Coldplay tiene canciones que me recuerdan también a Radiohead. Todo encaja. Por lo demás, me gusta, pero no es de mis favoritas. 7/10
  5. Ful Stop; intro muy TKOL. Una de las canciones que al principio menos gracia me hicieron, y es que al empezar a escucharla creía que este tema un seguimiento de The King of Limbs. Pero el susto solo se queda en la intro, realmente la progresión me gusta bastante más que en la mayoría de canciones de ese álbum. Junto a Daydreaming, la más larga del álbum, la parte que más me gusta tarda en llegar, pero llega. Y es que el final me gusta mucho, aún así, la intro te la has tenido que tragar igualmente, por lo que… 7/10
  6. Glass Eyes; balada psicodélica. Canción lenta a piano, muy como si fuera una balada, pero con ese sonido característico de Radiohead que vuelve a notarse fuerte. Corta pero directa, lo suficiente como para que te llegue, y aunque bastante simple, igual de eficiente. Otra de las que le tengo que dar más escuchas, porque cada vez me gusta más. 8/10
  7. Identikit; de mis favoritas. Una de las que más controversia ha traído, gustando y disgustando a partes iguales. Personalmente, me encanta el toque siniestro de esta canción, y junto a Burn the Witch se ha convertido en mi favorita del álbum. Otro tema que ya habían tocado tiempo atrás con la banda, pero que por algún motivo yo no llegué a oir, así que para mi la sorpresa se mantuvo. Me recuerda bastante al estilo de Hail to the Thief. 9/10
  8. The Numbers; reafirmación del regreso. Más innovación con toques del pasado, otro tema a piano bastante psicodélico. Y que también te hace recordar a álbumes pasados de la banda. Una de esas canciones que no destacan pero que gustan al recobrar la identidad de Radiohead perdida en el álbum anterior. El final es lo que más me gusta con diferencia. 7/10
  9. Present Tense; gran recapacitación. Aquí es cuando te das cuenta que ya estás acabando el álbum, y piensas que todo ha pasado muy rápido. Y te alegras de que la banda haya vuelto de la mejor forma posible. Al igual que la anterior no es un tema que me haya llamado mucho la atención, hasta ahora, por lo que le daré más de una oportunidad de aquí en adelante. La mezcla del punteo de guitarra con la voz de Thom Yorke me encantan. 8/10
  10. Tinker Tailor Soldier Sailor Rich Man Poor Man Beggar Man Thief; vaya título… Lo que menos me gusta de este tema es probablemente eso, el título. La intro también recuerda un poco a TKOL, pero por lo demás sigue bastante la norma del disco, y aunque por una parte esperaba otro gran tema que me emocionara, la verdad es que tampoco defrauda para nada. En este caso también digo eso de, para gustos los colores… 7/10
  11. True Love Waits; ¡por fin! Entre las canciones que habían sido tocadas antes de este disco, seguramente la mejor recibida, y es que muchos años después de tocarla solo en directo, decidieron grabarla, con un sonido bastante distinto pero que no desentona. En el fondo es otra gran balada a piano de la banda. Una de las mayores sorpresas y una forma perfecta para cerrar el álbum, dejándote un buen sabor de boca. 9/10
A Moon Shaped Pool es un álbum en el que Radiohead vuelve a calmarse bastante, en comparación con la predominante electrónica y cajas de ritmos de The King of Limbs. Una forma inmejorable de volver a la escena musical cinco años después. Es indiscutible que Thom Yorke vuelve a coger el piano con ganas en este disco, y eso se nota. Probablemente la canción que más destaque en cuanto a cambio de sonido sea la propia Burn the Witch, siendo la más ‘movida’ y la que cuenta con la mayor parte orquestal. En resumen es un álbum con una gran acogida, en gran medida gracias a su antecedente, y uno de los pocos ejemplos en lo que ‘la vuelta a los orígenes’ funciona. Trayendo un álbum que perfectamente podríamos colocar entre Hail to the Thief e In Rainbows.  Como si de una broma se tratase, hace relativamente poco me di cuenta que el orden de las canciones del disco están ordenadas alfabéticamente.
-no está en la colección- (de momento…)
-nota final; 7’9-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s