Julian Casablancas+The Voidz – Tyranny (2014)

Un álbum que no estaba muy seguro de querer hacer reseña, ya que es uno de mis álbumes favoritos, pero también de los más ‘complejos’ o ‘extraños’. Con muchos detalles que disgustarán a bastantes (sobretodo a ciertos fans de la banda The Strokes). Pero este disco me parece lo mejor que ha hecho Julian Casablancas, mucha experimentación y resumido en tres palabras; ida de olla. Tal vez demasiada ida de olla.

Tyranny es el segundo álbum de estudio de Julian Casablancas y el primero en compañía de la banda americana The Voidz, se lanzó el 23 de Septiembre de 2014 por la discográfica de Casablancas, Cult Records. El primer single del álbum, Human Sadness, salió como adelanto el 2 de Septiembre de 2014. Más tarde sacarían el segundo sencillo, Where No Eagles Fly.

maxresdefault

  1. Take Me In Your Army; idea clara desde el principio. Desde los primeros compases y acordes de esta canción te haces a la idea de como va a ser el álbum. Pese a ser más lenta que bastantes del álbum, mantiene el ritmo, con un estribillo bastante pegadizo. Al igual que en la mayoría de canciones del álbum, este toque o te gusta, o lo odias. La voz también suena mas distorsionada de lo normal, cosa que esta vez no me desagrada del todo. 7/10
  2. Crunch Punch; misma formula, más velocidad. Más distorsión, ahora con toques mas rockerillos. Con un estribillo bastante potente y con una gran amplitud vocal de Julian en esta ocasión. Sintetizadores que se mezclan con la guitarra y más voz distorsionada. Pero todo mezclado de una forma excepcional. Final curioso también donde los haya. 7/10
  3. M.utually A.ssured D.estruction; gran diferencia. Si hay algo que destaca en esta canción es que mantiene la potencia mejor que las dos anteriores. No se realmente como valorar este tema, ya que me encanta, pero puede llegar a ser bastante estridente para la mayoría. Con mucho ‘ruido’ de guitarras. La batería también es genial, así como los agudos de Casablancas. 8/10
  4. Human Sadness; perfección personal. Y ahora llegamos a una canción en la que no puedo ser imparcial, ya que junto a Citizen Erased (de Muse) es mi canción favorita de cualquier banda. Una pieza musical de 11 minutos, mitad balada, mitad psicodelia propia de este álbum, solos de guitarra, y sobretodo una letra bastante dura y que a mi me emocionó desde el primer momento. Tiene una de las lineas de bajo que más me gustan, pero lo verdaderamente característico de este tema es la variedad de ritmos, tonos y melodías que se dan durante esos 11 minutos. El videoclip también es de mis favoritos, pero lo hubiera preferido con el audio de estudio. 10/10
  5. Where No Eagles Fly; el gran sencillo. Si la anterior es la favorita de muchos además de mi, esta es la más conocida sin duda. Y mi segunda favorita del disco. Un sencillo que no pierde la identidad del álbum, y que saca la parte más cañera a la vez. Incluso Casablancas hace una especie de screams insólitos al final de la canción. A esta canción le daría también un diez, pero no se lo doy porque entonces a Human Sadness debería darle un once. 9/10
  6. Father Electricity; más extraña aún. Estaba complicado seguir el ritmo de las dos canciones anteriores. Otra de las canciones más excéntricas del álbum, tal vez la que más. Melodías y ritmos bastante aleatorios. Pero como no, tiene sus partes más lentas y más rápidas, y es que de forma excepcional en este tema casi prefiero las partes lentas. Canción que no le he terminado de pillar el gusto del todo, pero sin desmerecer a que es otra gran ida de olla. 6/10
  7. Johan Von Bronx; indecisión. De buenas a primeras, parece una mezcla entre la anterior y la primera del álbum. Pero la consistencia en este tema me gusta bastante más que en el anterior. El estribillo también me gusta bastante más aquí. Aunque a ratos se te hace larga, ya que el ritmo y la progresión no cambian mucho. Pero me quedo con el final, algo más potente sin duda. 7/10
  8. Business Dog; directa. Tema similar a M.A.D. en cuanto a progresión, pero con una melodía y un estribillo que me gustan bastante más. Incluso el estribillo me recuerda a Nirvana, por algún motivo. De los temas más cortos del álbum también, pero con esa consistencia que hace que sea de mis favoritas del álbum desde la primera vez que lo escuché. 9/10
  9. Xerox; la más tranquila. Probablemente junto a la TMIYA la menos estridente y la más calmadita del álbum. Con un ritmo constante pero que con la voz de Julian se hace ameno. En un disco sin baladas como es este, esto lo que más se le podría acercar. También ha sido de las que menos he escuchado, pero se me hace más llevadera que Father Electricity por ejemplo. 7/10
  10. Dare I Care; sorpresón del álbum. Si todas las canciones hasta ahora (salvo Human Sadness) tenían características bastante similares, aquí las cambian por completo. Sigue habiendo gran distorsión y ese toque del álbum, pero la melodía en este caso se vuelve mucho más ‘exótica’. Es otra de mis favoritas, y muy cerca del nivel de Where No Eagles Fly en mi opinión. Y siempre se me hizo curiosa la forma de cantar en algunos trozos de la canción, imitando un acento árabe, o algo similar. El estribillo por su parte también tiene una peculiaridad, es casi idéntico al riff de One Way Trigger (de The Strokes). Ambas canciones se compusieron casi a la vez por la misma persona, así que… ¿cual vino antes? 9/10
  11. Nintendo Blood; titulo peculiar. Si, lo primero que llama la atención de esta canción es su titulo. Una que al principio me pasó bastante desapercibida, ya que se me hacía repetitiva (y más a estas alturas del álbum), pero que con su progresión y final lo solucionó a la perfección, convirtiéndola en otra de mis favoritas. Si no fuera por esa impresión que da al principio, es un gran tema. 9/10
  12. Off to War…; buen outro. Otro tema difícil de calificar, ya que yo lo veo más como un outro del disco, con letras y melodía que resume todo lo anterior. Es verdad que dije que los temas más lentos eran otros, pero realmente sería este si lo contásemos como tal. El problema que le veo es el exceso de distorsión. Hubiera quedado bastante bien la canción tal cual pero en un piano (u órgano) sin toda esa distorsión. Pese a esto, como es más corta, tampoco me desagrada. 7/10

Uno de los álbumes que han marcado mis últimos años, no del gusto de todos, evidentemente. La originalidad al álbum no se la puede quitar nadie, y yo tengo la sensación que Julian Casablancas ha sacado toda su creatividad (bastante medida en The Strokes) de golpe en este trabajo. Ya demostró en su álbum en solitario Phrazes For the Young que era un gran compositor, y aunque no tenga la mejor voz del mundo, ha sabido jugar con ella muy bien en los últimos años.

-NOTA FINAL; 8’3-